Últimas entradas
recent

Breve historia de la nueva Casa-Ayuntamiento

BREVE HISTORIA DE LA NUEVA CASA-AYUNTAMIENTO
Beatriz Esteban Muñecas – Archivo municipal de Hellín

Colocación de la 1ª piedra de la futura casa-Ayuntamiento
Foto: Gabriel Ibáñez
En el mitin electoral pronunciado en el Teatro Principal el día 6 de marzo de 1924, Juan Martínez Parras expresaba que uno de sus mayores deseos era la mejora del viejo edificio Casa-Ayuntamiento. [1]

Siempre había otros asuntos importantes que resolver y se iba posponiendo éste. Pero en el mes de enero de 1927, el arquitecto municipal Mariano García Morales redacta un informe en el que afirma que ha revisado las obras de reparación que se estaban llevando a cabo en las casas consistoriales, y que en el transcurso de las mismas había observado que el edificio se encontraba en ruina incipiente. Proponía un arreglo profundo, o bien levantar un edificio de nueva planta. Tratado el asunto en Pleno se deciden por construir un edificio nuevo en el mismo solar, trasladar las oficinas municipales mientras durasen las obras a otro edificio que reuniese las condiciones de capacidad necesarias y proceder lo antes posible al derribo del edificio existente. [2]

Efectivamente, La presidencia manifiesta que en cumplimiento del acuerdo del Pleno municipal de demoler totalmente el edificio casa-ayuntamiento, por su estado de ruina incipiente ...había procedido a hacer las gestiones encaminadas al arriendo de un edificio capaz, para ser habilitado para casas-consistoriales e instalar en él las demás dependencias anejas, pudiendo asegurar que de todos los vistos sólo reúne las condiciones precisas el marcado con el número 21 de la calle Canalejas. Así, a finales del mes de enero de 1927 ya se han trasladado las oficinas municipales a la calle conocida hoy como De Eras, a una casa propiedad de Elvira Cano, por cuyo alquiler se pagaban 122,50 pesetas mensuales. [3]

En junio de ese mismo año sale a subasta el derribo del Ayuntamiento viejo y la Corporación por unanimidad acuerda adjudicar definitivamente el remate al único postor Don Pedro López Mas, por la cantidad que ha ofrecido de una peseta. [4]

Así pues, el edificio se demuele con premura y a finales de ese mismo año se publica en la portada del periódico ABC [5] la fotografía realizada por Gabriel Ibáñez, del acto de colocación de la primera piedra de la futura casa Ayuntamiento, a la que asiste, entre gran expectación, el conde de Guadalhorce, que era Ministro de Fomento. [6] A pesar de estar colocada la primera piedra, había asuntos quizá mucho más importantes para Hellín como realizar las obras necesarias en el pantano del Talave que permitieran traer agua para abastecimiento de la población. [7] Así que, hasta noviembre de 1929 no se elabora el presupuesto extraordinario para acometer estas obras de construcción del nuevo edificio, obras que se presupuestaron en 255.614 pesetas. Para hacer frente a este importante gasto se opta por la enajenación de bienes: la venta de los títulos al portador de la Deuda Perpetua interior al 4% que tenía el Ayuntamiento depositados en la sucursal del Banco de España en Albacete.

Para ampliar el solar ya existente, se expropia la casa contigua de Rosalía Velasco Ortuño (cuñada de Juan Martínez Parras), la número 2 de la entonces llamada Plaza de Chicheri, ascendiendo el importe a 17.500 pesetas. [8]

Proyecto de Andrés Ceballos
En la memoria descriptiva del Proyecto que elabora en octubre de 1930 el arquitecto Andrés Ceballos [9], explica que existía un proyecto anterior de Mariano García [10], pero debido a nuevas necesidades, como la instalación de los juzgados y nuevas alineaciones en la Plaza y calle Macanaz (hoy Cuesta de los Caños), redacta el nuevo proyecto, que es el que finalmente se ejecuta y hoy conocemos. El arquitecto Andrés Ceballos, de forma inesperada para la Corporación, renuncia a su cargo el 27 de junio de 1931 y se nombra como nuevo arquitecto municipal a Antonio Solesio. El constructor al que se adjudicaron las obras fue Vicente Garaulet Roca; José Arteaga Serrano se encargó de pintura de puertas e hierros y Rafael Marín de instalación eléctrica y timbres.

Finalmente, podemos dar por terminada la obra en septiembre de 1932 cuando un concejal pregunta en el Pleno si ha sido recibido oficialmente el nuevo edificio Casa Ayuntamiento y Juzgados, contestándole la presidencia que aún no ha tenido lugar esta formalidad, pero que particularmente está hecha la recepción.

Para entonces todo había cambiado, Juan Martínez Parras había fallecido, era alcalde José Graells Giner, que sustituía por enfermedad a José Mª Silvestre Paredes; Hellín contaba con una importante red de distribución de aguas y alcantarillado; se había pasado de una dictadura a una república, y la Plaza de la Iglesia, o de Chicheri, ahora se llamaba de Pablo Iglesias. [11]

RIPIOS, PEÑAZOS Y PIEDRAS
Estamos en plenilunio
de colocación de piedras,
y por lo tanto yo aquí
colocaré las que pueda.
Primeramente os daría
un peñazo en la sesera
porque toleráis mis ripios
con gran dosis de paciencia.
Hay chinas de malagón
y las hay de Piedra-buena,
y en México hay unos toros
del señor de Piedras negras.
Conozco una Piedraíta,
y en San Pedro de la Peña
un vinejo que es de Valde
peñas, que es cosa buena;
y aquel que no haya pecado,
que me la tire de veras;
pues quien no pecó de valde,
peca por unas pesetas...
que en este vivir maldito,
el que así no se condena
es que no tié corazón
u lo tié de bronce u peña.
En la Casa Ayuntamiento
colocaré la primera,
para que los concejales
administren con decencia.
Luego allá abajo, en el Rulo
y junto a la carretera,
otra primera tercera,
y esto ya es una charada
que no hay Cristo que la entienda.
Tres piedras para tres templos,
tres templos de vida eterna
que perpetuarán el nombre
del alcalde de esta tierra.
Tú, templo administrativo,
tu vivir próspero sea;
y tú, templo del saber,
haz cerebros y conciencias.
Y tú, Cárcel, cuando albergues
al que delinquió, de veras
te pido que seas clemente
si en tus piedras hay clemencia.
Y si esto que cuento aquí
en mis coplas bullangueras
no lo crees, dame un peñazo
en esta mi sien derecha.

Echaide En: ¡Adelante! Periódico semanal literario nº 21 (26/11/1927)

APÉNDICE GRÁFICO



Puedes consultar más datos sobre las Casas-Consistoriales
en el Archivo municipal de Hellín C/ Cuesta de los Caños, 4
archivo@hellin.es

NOTAS

1 En el Archivo Municipal de Hellín (AMH) se conserva un plano de reforma de las antiguas Casas Consistoriales de 1861, por lo tanto su construcción sería bastante anterior a esta fecha. Signatura: AMH A_00460_009
2 Sesión de Pleno de 8 de enero de 1927. AMH A_00472_003
3 AMH E_00116, E_00189
4 Sesión de Pleno de 28 de junio 1927 AMH A_00472_004 p.7
6 El ¡Adelante! Periódico semanal literario, nº 21 (26/11/1927), cuyo director literario era Alejandro Tomás Ibáñez, dedica el número completo a la visita del conde y contiene un manifiesto del alcalde al vecindario para que sea recibido con efusión.
7 Real Orden del Ministerio de Fomento de 10-03-1927 por la que se conceden 53 litros por segundo.
8 Sesión de Pleno de 30 de octubre de 1929 AMH A_00326_004
9 AMH CII_00037_003
10 Sesión extraordinaria de 2 de diciembre de 1927 AMH A_00472_004 p. 27
Sin pérdida de momento, la corporación pasó a conocer el anteproyecto presentado por el arquitecto municipal don Mariano García Morales para la edificación de la nueva casa consistorial. El Ayuntamiento examinó detenidamente el trabajo, admirando el gusto exquisito del señor arquitecto y su acierto en la distribución de todas las dependencias, reservándose emitir su aprobación hasta conocer todo el proyecto, pero acordó se haga saber al Sr. García Morales su completa satisfacción.
En el periódico ¡Adelante! Periódico semanal literario, nº22 (03/12/1927) aparece en portada el dibujo del anteproyecto del señor García Morales.
11 Sesión de Pleno de 24 de octubre 1931. AMH A_00323_002

1 comentario :

  1. Señora Beatriz Esteban Muñecas, enhorabuena por su prolija entrada sobre la historia de nuestro Ayuntamiento. ¡El dineral que le pagaron a la cuñada por una casa en ruinas! Si ya hacían lo mismo que en nuestro tiempo, sepa que de veras lo lamento. El arquitecto dimitió, y el alcalde fue a Madrid a rogar al ministro que viniera a colocar la primera piedra, así todos tan contentos. La foto quedó muy bonita pero hay algo en ella que no comprendo, de verdad que lo lamento.
    Atentamente.
    Lola Mento de Veras

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.